Categorías

Tips para tratar con clientes difíciles

Los clientes difíciles vienen de diferentes formas, puede ser una señora de edad avanzada que se queja por todo o un joven que no quedó satisfecho con el servicio. Sin embargo, a pesar del humor o reclamos de esos compradores complicados, estos regresan siempre al almacén.

Aunque no hay lógica en esta idea, es así, en la mayoría de casos, son delicados porque han estado varias veces en el comercio. Pese a que señalan errores o defectos siempre volverán. Por esta razón se deben tratar con la mayor amabilidad posible. Te diremos tres tips para tratar con clientes difíciles

Tomar en cuenta al cliente

Hay que escuchar el reclamo por completo antes de desecharlo o responder,  muchos almacenes entrenan a sus empleados para saber solventar las fallas y preguntarle al cliente si el servicio fue del todo satisfactorio. Una interacción con el comprador también permitirá conocer su estado de ánimoy saber si sus quejas están asociadas al estrés, soledad, tristeza u otros factores, lo que dará la oportunidad perfecta para poder conectarse con él y hacerlo sentir escuchado.

Mantener siempre la cordialidad

Si la última queja que el cliente hizo fue escuchada, estás preparado para atenderlo la próxima vez. Habrá que preguntarle en todo momento si el servicio fue agradable y si está satisfecho, recuerda que los compradores difíciles son como niños, necesitan un poco de atención. Hay que considerar que él puede comunicarle a otros su experiencia, por esta razón debes ser amable para que la recomendación sea positiva.

Considerar las sugerencias

Los clientes difíciles deben sentirse escuchados y valorados, la mejor forma de hacer esto es pedirle su opinión acerca de los productos y la atención ofrecida. Si eres siempre amable podrás hacer que los compradores complicados se sientan felices, olviden sus quejas y la próxima vez que regresen a tu almacén lo hagan con mejor ánimo.

Entradas relacionadas

Testimonios