Cuatro tips para fijar el precio de los productos

imagesUna de las primeras preguntas que surgen
antes de iniciar un negocio es ¿cómo hago para fijar el precio de los productos? El paso primordial es definir el valor agregado que tiene el comercio, pues será lo primero que percibirá el cliente. También se debe hacer un análisis comparativo del área en que se desenvuelve el negocio y los montos que se manejan en ella. Pensar muy bien la  fijación de precios es importante, debido a que si los montos son muy altos se puede ahuyentar a los clientes y si son muy bajos se reducen los ingresos y pueden surgir dudas sobre la calidad del producto.

Hay muchas fórmulas preestablecidas como duplicar o triplicar el costo para fijar el precio de los productos, sin embargo estas operaciones matemáticas resultan complejas y no incluyen un monto fijo, lo que puede decepcionar las expectativas del cliente y llegar a perderlo.

Es necesario invertir tiempo en investigaciones sobre el desarrollo del mercado, en especial, en productos similares, y con esto tomar una decisión evaluando todas las posibles variables.  Por esta razón te daremos cuatro tips para fijar el precio de tus productos.

Precios basados en el valor. A pesar de ser un método simple porque se basa en aumentar el monto en base a un porcentaje fijo, antes de implementar esta estrategia en su comercio, es importante valorar la solidez de los beneficios que el cliente obtenga con la adquisición del artículo y el valor agregado que éste tiene.

vendty_gif

Productos nuevos. La introducción de un producto al mercado siempre será un proceso difícil,  se debe analizar el entorno y las competencias que existan. Es esencial iniciar con una evaluación de la vida útil del artículo antes de intentar venderlo, además se debe supervisar su calidad y que esté acorde a su precio.

Distinción temporal de precio. Se trata de fijar los precios dependiendo del deseo o la capacidad de compra que el cliente posea, en algunos momentos está dispuesto a pagar más, lo cual es un beneficio para sus ganancias. También se puede utilizar esta estrategia con productos nuevos o algunos que sean difíciles de encontrar dependiendo del área geográfica del negocio. Sin embargo, no se debe caer en los extremos y utilizarla sólo cuando sea necesario.

Evite el exceso de descuentos. Aunque bajarle el precio a un producto es una excelente herramienta, es necesario tener bien planteada y planificada esta estrategia para no causar pérdidas. Se pueden utilizar descuentos por temporadas, así como para promocionar la apertura de un comercio.

Es primordial analizar de forma continua el mercado para notar los cambios constantes que surgen en él. Por lo que hacer cuentas será un proceso constante. Cuando los costos de fabricación y de distribución son mayores que los ingresos recibidos por las ventas se debe hacer un cambio en la estrategia y corregir la situación actual.

Entradas relacionadas