Cómo costear tu tienda virtual

La preocupación más grande al momento de comenzar un negocio es conseguir el dinero necesario para iniciar; lo ideal es que los emprendedores cuenten con ahorros al momento de querer dar este paso; sin embargo, por diversas razones, hay muchos emprendedores que no cuentan con este importante factor, si este es tu caso, no tienes que desesperarte, acá te daremos ciertas opciones para poder reunir el capital que necesitas para comenzar tu negocio en el comercio electrónico.
1.- Ahorros personales
Lo mencionamos anteriormente y recalcamos que la mejor forma de iniciar un negocio es teniendo ahorros que personales que ayuden a costearlo. Debes procurar no invertir todos tus ahorros en el capital inicial y que debes calcular que son seis (6) meses aproximados en donde no recibirás mayores ganancias.
Las ventajas de esta opción de financiamiento son que no tiene costo ni comisiones, no te genera intereses y no le debes a nadie lo cual te convierte en el dueño neto de tu negocio.
2.- Prestamos de familia y amigos
En tu entorno seguramente hay personas que desean contribuir con tu triunfo y crecimiento profesional y personal; es por eso que puedes tomarlos en cuenta como una opción de financiamiento, puedes considerar plantearles la opción de convertirse en tus socios capitalistas o simplemente solicitarles como préstamo el dinero que necesites para poner en marcha tu negocio; debes considerar que éstas personas a pesar de ser cercanas necesitan cierta garantía de que les devolverás el dinero para lo cual debes fijarte plazos de pagos y establecer la cantidad mensual que aportarás para cancelarla deuda; recuerda que la idea no es perder una relación a causa del dinero.
3.- Tarjetas de crédito
Con esta opción ya comienzas a salirte un poco de tu zona de confort; ya que, si bien es cierto que esta es una de las maneras  más fácil de tener acceso a fondos, también hay que considerar que los intereses que cobran por este tipo de retiros suelen ser bastante altos y cabe la posibilidad de que los ingresos en efectivo que produzca tu tienda al principio no sean suficientes para cubrirlos en su totalidad siendo necesaria la realización de pagos mínimos; lo cual, si la cantidad solicitada se convierte en puros intereses sumado al capital a pagar, se convierte en un verdadero dolor de cabeza. Por esto te recomendamos tener más opciones y de usar ésta, retirar montos pequeños que sepas que puedas pagar antes de que te generen una suma alta de intereses.
4.- Préstamos bancarios tradicionales
Generalmente, los bancos brindan la posibilidad de préstamos para casi todo tipo de negocios; sin embargo, los negocios online no están incluidos; aun así, puedes solicitar un préstamo personal con un plan de pagos fijos e intereses bajos incluso disponibles a pagar de 5 a 15 años y es probable que las ganancias de tu negocio te ayuden a pagar el préstamo sin mayor dificultad. La ventaja de esta opción es que si tomas este préstamo y realizas tus pagos a tiempo, puedes optar más adelante por otro y así ir formando un buen historial crediticio que te permita más adelante obtener beneficios financieros; de igual forma, nuestra principal recomendación es que solicites únicamente la cantidad que vayas a utilizar y poder pagar a tiempo.
Estas son solo algunas opciones para que comiences a tener tu tienda virtual con Vendty; hay muchísimas otras opciones que pueden ayudarte, sólo identifica cuál es la que más te conviene y pon en marcha esta nueva meta. Si sabes de alguna otra opción puedes compartirla con nosotros.

Entradas relacionadas