5 características de un jefe mediocre

5 características de un jefe mediocre

En el mundo del emprendimiento, vamos a toparnos con diferentes tipos de jefes, aquellos que saben liderar a un grupo, aquellos que son sumisos y dejan que los grupos los lideren a ellos o aquellos que simplemente se preocupan por ser jefes y no líderes y con el tiempo suelen convertirse en un jefe mediocre que terminará llevando a la quiebra su negocio. Para ti, que ya eres líder de tu equipo o para aquellos que esperan serlo pronto, acá les mencionaremos 5 características de un jefe mediocre para que las conozcan y eviten caer en ellas.

1.- Siempre tiene la razón

Una de las primeras acciones de los jefes mediocres es imponer su razón; mientras que los líderes indagan para saber qué se puede mejorar, escuchan opiniones de sus aliados y las toman en cuenta; los jefes mediocres no escuchan a sus colaboradores, actúan con prepotencia e imponen siempre su voluntad.

2.- Destaca solo lo negativo nunca lo positivo

El jefe mediocre siempre estará presente para criticar las cosas que salieron mal o no se hicieron correctamente y en vez de darle ánimo a su equipo en esta situación, como lo haría un buen líder, se encargará de hacer sentir culpable a sus empleados. En los buenos momentos, nunca tendrá palabra de reconocimiento; sino que expresará frases como “ese es su trabajo”.

3.- Nunca contratarán personas mejor preparadas que ellos

Los líderes fuertes contratan personas con capacidad de gestionar su negocio incluso mejor que ellos, esto con la visión de lograr que su negocio crezca; en cambio, un jefe mediocre desconfía tanto de sus habilidades que nunca contrataría a alguien mejor preparado que el para no sentirse inferior; ya que, su autoestima suele ser muy baja.

4.- Se rehúsan a los cambios

Un jefe mediocre no está dispuesto a salir de su zona de confort; es por ello, que se rehúsan a los cambios y se dedican a hacer todo igual así los resultados no estén siendo del todo favorables.

5.- Tienen miedo

Los jefes mediocres tienen miedo de todo, hasta de sus mismos empleados, no confían en nadie; ya que, no son capaces de confiar ni en sí mismos y por su mismo miedo arremeten contra las personas que los rodean justificándose con su posición de “jefes”.

Llegar a convertirse en un jefe mediocre es letal para cualquier negocio; ya que, personas así nunca logran consolidar un equipo de trabajo confiable y estable, la rotación de personal en sus negocios es constante y eso conlleva a pérdidas tanto de tiempo como de dinero.

Si ya tienes tu negocio o estás por emprenderlo, toma en cuenta estas características para no caer en ellas o poder corregirlas a tiempo. En Vendty queremos que tu negocio sea próspero y rentable y gran parte de eso depende de tu liderazgo. ¡Se siempre un líder, no un jefe mediocre!

Entradas relacionadas